"Lunes negro" por el coronavirus y la baja del petróleo

Wall Street detiene la cotización 15 minutos para frenar el pánico tras caer un 7% en la apertura

La propagación del coronavirus sumada a la baja del precio del petróleo provoca un "lunes negro" en las bolsas de valores de los principales países del mundo, con caídas promedio del 9 % y máximas del 11,2 % como en Italia, uno de los países más golpeados por la enfermedad surgida en la ciudad china de Wuhan. En tanto, el precio del barril del crudo Brent, de referencia en Europa, se desplomó un 26,31 %, hasta cotizar a 33,36 dólares, la mayor caída en una jornada desde la primera Guerra del Golfo. El derrumbe comenzó en Asia, pasó luego a Europa y llegó a Wall Street, que suspendió las operaciones por la fuerte baja de las cotizaciones.


La abrupta caída de las bolsas europeos se produce tras las medidas de circulación restrictivas que toman los gobiernos para evitar la expansión de la epidemia, pero se espera que la decisión se traduzcan en una recesión económica en varios países.


En el caso del gobierno italiano, el primer ministro, Giuseppe Conte, anunció el domingo restricciones para entrar o salir de las regiones más afectadas por el virus sin una razón comercial o de salud "demostrable". Las medidas afectan a la cuarta parte de la población del país y limitarán la actividad productiva de la región norte de Italia, sede de los bancos y compañías más grandes.


Tras la apertura de las mercados en la mañana del "lunes negro", Londres perdía el 8,65%, Frankfurt bajaba el 7,39 %; Madrid el 6,15 %; París el 5,95 % y Milán el 2,01 %. Las caídas registradas son las mayores desde julio de 2016, cuando se conoció el resultado a favor del Brexit en el Reino Unido.


La Reserva Federal ha anunciado este lunes un incremento de 50.000 millones de dólares en los montos del dinero que inyecta diariamente a los mercados financieros, hasta llegar a los 150.000 millones. Aumentando esa cantidad de dinero que ofrece a los bancos en préstamos a muy corto plazo, según ha explicado la Fed en un comunicado, pretende "contribuir a un mejor funcionamiento de los mercados de financiación a medida que sus participantes implementan planes de resiliencia en respuesta al coronavirus”. El banco central estadounidense realizó la semana pasada un recorte de tasas de emergencia de medio punto, bajando el rango a entre el 1% y el 1,25%, para aumentar la confianza ante la crisis.